INFORME DE MERCADO

Num. 26/21 - 30/07/2021

Una semana más, el mercado del aceite de oliva en España, se ha caracterizado por la tranquilidad a la hora de la negociación. Los compradores siguen muy parados, pero se van haciendo algo consolidando precios de semanas anteriores; así se han cerrado algunos lotes pequeños de lampantes genuinos  a 2,80€/kg. los vírgenes están fijados en torno a 3 €/kg. y los extras se siguen moviendo en la línea de los 3,20 €/kg.

Ya se va notando un ambiente de vacaciones, donde tanto compradores y vendedores parecen que se darán una tregua, si esta es la palabra a utilizar, ya que la tranquilidad viene de hace algunos meses, y en esta primera quincena del mes de agosto todo hace indicar que será de poco movimiento , por lo que todo se va definir de cara a las últimas semanas de agosto y mes de Septiembre.

Son muchas las cooperativas y almazaras las que cuentan con un gran volumen de kilos aún en sus bodegas y confían en que los precios se recuperen a los niveles más altos que hemos visto durante los meses pasados, pero las existencias de los envasadores, hace indicar que la tensión se generará más en la parte vendedora que en la parte compradora, al correr las fechas del calendario y acabando la campaña 2020/2021.

En España se van registrando ya operaciones a futuros, con precios en torno a 3,30 €/kg.para entregas octubre y primeros de noviembre, donde se van cerrando algunos contratos , pero tampoco es del interés del vendedor fijar estos precios para las primeras operaciones de la campaña 2021/2022.

Se ha hecho un primer aforo de campaña en torno a 1.380.000 tn. a nivel nacional, con la consecuente salvedad, y ahí sí estamos de acuerdo, que las lluvias determinarán muy mucho la cantidad total a obtener, dado que estamos con unas lluvias en el año hídrico muy justas y el verano aunque de momento no ha mostrado su cara más agresiva, puede alargarse y el olivar sufrir estrés en las próximas semanas, en cuanto al secano;  y tener en cuenta, que las restricciones de regadío están anunciadas desde los primeros meses de primavera por la confederación hidrográfica del Guadalquivir, por lo que no nos estrañe que a mediados del mes de septiembre, el olivar se vea amenazado por cortes de riego en el momento más delicado.

Subir